ALBÓNDIGAS DE BACALAO Y GAMBAS

martes, 10 de julio de 2012

Ha llegado el momento. Llevamos ya un tiempo juntos y tengo que confesaros, mis queridos followers, que NO ME GUSTA EL BACALAO. He intentado por todos los medios que no se me viera el plumero pero la tensión ha podido conmigo. Y os puedo asegurar que no soy nada rara y que me gusta todo, pero el bacalao... Sólo me lo como de tres maneras:

- Croquetas.
- Bolas ( un día os cuento "esto que es lo es", que tiene historia)
- Albóndigas.

Así que el otro día me hice una de albóndigas. Que a mi madre le pirrian y no cuesta nada hacer un esfuerzo. Tengo que deciros que me las comí encantada, y al día siguiente estaban mucho mejor. Así que igual acabamos haciéndonos amiguitos. De momento estoy deseando volver a preparar las albóndigas en cuestión. ¡Quién me lo iba a decir!




ALBÓNDIGAS DE BACALAO Y GAMBAS:
INGREDIENTES: 300 gramos de bacalao desmigado y desalado, 250 gramos de gambitas congeladas, 2 huevos. 2 ajos, un puñadito de perejil picado, 1/2 barra de pan del día anterior (sólo la corteza), 8 tomates de pera maduros, harina, leche, sal, azúcar y aceite de oliva.

ELABORACIÓN: Cortamos la corteza del pan en daditos, la ponemos en un plato y la cubrimos con un chorrito de leche para que empape. Mientras limpiamos el bacalao de las "telitas" que pueda tener, lo picamos y lo ponemos en un bol amplio. Picamos las gambas, que habremos descongelado previamente, y las ponemos en el bol del bacalao. Picar el ajo y el perejil y añadirlos al bacalao y las gambas. La corteza ya se habrá ablandado en este rato, así que la escurrimos para que no tenga exceso de leche y lo mezclamos con el resto de ingredientes. Ponemos también los dos huevos y mezclamos bien. Dejamos reposar la masa, tapada con un film, en la nevera.

Mientras lavar y pelar los tomates, cortarlos en dados. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y añadimos los tomates. Les ponemos sal y azúcar a partes iguales. Freímos a fuego medio un cuarto de hora, para hacer la salsa.

Con la salsa ya hecha hacemos la albóndigas. Yo pongo harina hasta la mitad en un vaso y la prenso bien. Con una cuchara sopera separamos una porción de la masa y la echamos al vaso de la harina. Poner la mano encima y darle unas vueltas. Se hacen solas y se mancha mucho menos que en un plato. Las freímos y las añadimos a la salsa de tomate. Dejar a fuego bajo unos minutos para que se integren los sabores.

A mi me han convencido, como ya os he dicho, más buenas de un día para otro!










Gracias por pasaros por aquí a echar un ojo!! Besicos!!


3 madalenas:

Creepy Smile dijo...

Joooo... ¡¡Es que me gustan TANTO tus entradas!! Ya las echaba de menos, ya... :) Son tan bonitas a la vista y tan gustosas al paladar (aunque no podamos probarlas desde nuestros ordenadores, una verdadera pena).

Esto me recuerda mucho a unas albóndigas que hacía mi abuela. Yo las llamaba de pescado, simplemente. Pero sus croquetas y sus buñuelos (¿Quizás sesn tus "bolas"?) de bacalao eran de lo mejorcito. Lástima que yo no haya heredado su mano en la cocina, cachis!! :(

Tus albóndigas tienen MUY buena pinta. Me gusta el detallito de la salsa de tomate natural. Mmmmmmmm...

BeSiToS! ^^

dory dijo...

Jo, si me traías esa bandeja, me las comía TODAS!!
PD: miss you. Creo, que deberías plantearte el venir aquí a cocinarme o algo... ;P

Carlota Otero dijo...

Me encanta tu blog, que original.
Soy una apasionada de la cocina y de la moda.
TE SIGO. Te invito a que conozcas también mi blog pasando a visitarme. ¡Suerte con el tuyo!
Aquí te dejo mi link : http://www.ourownrulesbykarl.com/
Un besiño.

Sígueme también si quieres en Twitter
https://twitter.com/#!/Charillef

Publicar un comentario

Madalenas