MI PETISA MELÓN

sábado, 11 de diciembre de 2010

Hace tres años, en una finca de Albolote, llegó al mundo mi petisa y adorada Amelie "melón" Poulain. La primer vez que la ví estaba en el escaparate de una tienda, mirándome con carita de amapola, con esos ojos que me decían "no me dejes sola que me perdería". Era timidísima. Pero a mi ya me había enamorado. Lo hizo en cuanto la vi. Le pusimos Amelie, por que con esa mirada estaba claro que era una soñadora. Sólo iba a estar unos días en casa, luego se iba para el pueblo. A los cinco días me dieron a Nino Quincampoix. Él se quedó en casa conmigo y Amelie se fué. La veo menos de lo que me gustaría, pero yo creo que se acuerda que fui yo la que la sacó de la jaula, se la llevó a casa y le puso el nombre, siempre me hace caso y me sigue constantemente. Es una gamberra y cuando me chupa la mano me da alergia. Pero que le voy hacer, es mi Amelie, mi petisa melón y la adoro!! Ahora nos vamos Nino y yo a comprarle una pelota, que nos ha salido futbolista!! Y este es mi regalito para ella...



SON TIEMPOS DIFÍCILES PARA LOS SOÑADORES. Palabra de Poulain!!

3 madalenas:

The Twisted Cool Rocker dijo...

Pues sí que son tiempos difíciles para los soñadores. Y te lo dice una soñadora empedernida. Yo no dejo mi empeño en creer que a veces los sueños se hacen realidad.

KiSSeS!

Qué mona que es...

LaRédecouverte dijo...

La verdad que muy malos tiempos... pero eso es lo que nos queda soñar y soñar y algún día... quién sabe!

La cocina de Quincampoix dijo...

Soñemos, mozas, soñemos!!hay que aprovechar que (de momento) es gratis!! Muaaaaaa!!!

Publicar un comentario

Madalenas